SEMPITERNO

11:11




Sempiterno

Algunas veces, de forma jocosa, nos referimos a situaciones que parecieran durar para siempre: un mal gobierno, una mala relación de la cual no podemos escapar, una incómoda llamada telefónica, todas inacabables, sempiternas, es decir, aquello que no pareciera tener término, como el siempre elocuente y sempiterno sermón del padre en la iglesia. A su vez, esta palabra se puede utilizar para describir aquello que existe en demasía como las sempiternas palomas del parque.



Aún más, este término hace referencia a esas cosas cuyo fin tarda en llegar, tal es el caso de obras literarias que han permanecido en uso por varios siglos y al parecer aún les queda vida por delante; a las viejas pero siempre presentes canciones del recuerdo y los también sempiternos refranes que no parecen perder vigencia.



Esta palabra tan versátil puede ser utilizada para nombrar aquello que es imperecedero, es decir, que no se daña con el tiempo como lo sería un artículo de joyería fabricado en oro. A su vez, en los discursos cotidianos se refiere a aquello que no tendrá fin, como las sempiternas  filas para hacer el pago en el supermercado, el cine o en una oficina  de servicios. 



Del mismo modo, puede ser utilizado para representar un período de tiempo que es para siempre e, incluso, para aquello que resulta persistente como la desagradable y sempiterna garrapata en el lomo de tu mascota.

Ejemplo de su uso:
"Mi sempiterno sueño de ser cantante".
"Un sempiterno camino, el  de la vida, me condujo hasta ti".
"El sempiterno problema de la corrupción nos afecta a todos".


Podrás encontrar más información accediendo a:


Le puede interesar

0 comentarios