MONDO





MONDO

En algunos momentos de nuestras vidas deseamos entrar en un estado de ánimo en el que pudiéramos permanecer originales, intactos, es decir, sin transformaciones, sin haber sido contaminados por aquellas cosas perjudiciales que nos rodearon y aún nos rodean. En otras palabras, tener la capacidad de poder desprendernos de algunos elementos negativos que afectan nuestra existencia.

Este proceso se compara a lo que ocurre cuando tomamos un bañamos o ducha: en ese instante removemos de nuestro cuerpo las impurezas que contaminan nuestra piel. Este acto podría ser similar al pelado de una fruta que se deja sin su cáscara.  Si bien la cáscara sirve para proteger al fruto, la misma se va llenando de impurezas y afecciones superficiales, por tanto, para llegar a la parte más deseable del mismo, debemos remover su piel.



La palabra Mondo deriva de la palabra “mondar” que hace referencia a pelar o quitar la piel o cáscara de un fruto; por lo cual se considera que algo está mondo cuando está libre de aquello que lo cubre.

Del mismo modo, el término Mondo puede ser utilizado para describir a una persona que, por medio de un proceso de crecimiento interior, se ha liberado o desprendido de aquellos elementos superficiales que lo envolvían y, en consecuencia, lo hacían ver superficial.



Debido a que el término hace referencia a descascarar aquellos elementos que recubren a una cosa, esto implicaría que la cosa al estar libre de ellos, es decir, limpia, queda en un estado neto o puro. 

También suele utilizarse para denominar algo que permanece sin modificaciones, es decir, libre de cosas añadidas como lo son algunos productos que anuncian ser 100 % naturales.



La palabra mondo es un término que puedes utilizar en diversas situaciones: desde describir un fruto sin cáscara; productos a los que no se le han añadido variaciones; una persona que se ha librado de cargas negativas  hasta hacer referencia a la cabeza brillante de un calvo. A su vez, el verbo mondar puede hacer alusión a la limpieza de un río o recortar las copas de los árboles.

En fin, el uso de este término nos trae la idea de despejar en una cosa, aquello que la cubre. Estos son algunos ejemplos de su uso:

“Mondo y pulido se veía aquel resto de cráneo”.
“Su alma monda aún era joven”.
“El mondo árbol no daba sombra”.

Para obtener más información ingresa los siguientes links:




ATARAXIA



Ataraxia

En un mundo globalizado en el que el ritmo de nuestras vidas parece moverse cada vez más rápido, es casi imposible que nuestras “almas” encuentren un momento de tranquilidad. Sin embargo, si logramos un equilibrio mental y corporal habremos conseguido la Ataraxia, es decir, la serenidad y paz del espíritu.

La tranquilidad en el ánimo, contraria al desorden, confusión, inquietud y agitación es la que nos conduce a un estado de Ataraxia. No debemos confundir esta imperturbabilidad en relación tanto con el alma, la razón y los sentimientos, con la falta de ellos. Si bien la palabra insensibilidad es sinónimo de ataraxia, esta última representa es la frialdad que solo debemos tener al enfrentarnos a circunstancias que busquen nublar los momentos de tranquilidad logrados.


Para llegar a sentirnos en un estado de Ataraxia, es decir, de serenidad, será necesario acudir a aquellas actividades que nos permitan alejar las perturbaciones en nuestro ánimo. En efecto, existen gran cantidad de producciones musicales, videos terapéuticos, textos de todo tipo que buscan servir de guía para que logremos relajarnos ante las implacables agitaciones del día a día.

El uso de caminos niveladores de nuestras sensibilidades que nos lleven a la Ataraxia, tendrán como último propósito el que nos acerquemos a la felicidad. Por tanto, ataraxia será también sinónimo de una felicidad que deriva de la sensación de tranquilidad. Para lograrla se deben alejar todos los temores y sensaciones de deseos inalcanzables.


De esta manera, si queremos llegar hasta la Ataraxia, las angustias que nos atormentan, los deseos que consideramos innecesarios, las cargas negativas que nos perjudican, los temores infundados, así como todo aquello que atormente al “alma” debe ser removido y desechado en pro de una felicidad plena. 

Ejemplos del uso de este término:
“Es más inteligente que tomes una decisión cuándo te encuentres en ataraxia”.
“Valentina ha caído en una especie de ataraxia en la que parece estar feliz”.



Para obtener más información consulta:

EL ENSAYO




ENSAYO

Seguramente has usado la palabra “ensayo” con mucha frecuencia, sobre todo cuando hace referencia al  verbo “ensayar”. Por ejemplo: “Mañana tenemos ensayo de la obra de teatro”. Incluso, al referirse al tubo de “ensayo” utilizado en prácticas de Química.

Sin embargo, en este caso, explicaremos ¿Qué es el ensayo? desde el punto de vista académico, es decir, como una producción escrita con una finalidad definida y dirigida a un público en particular, dependiendo del tipo de ensayo que se realice.

Pero, primero comencemos explicando quién y cuándo empezó a emplear el término ensayo como un tipo de texto. Fue Michel de Montaigne con su obra “Essais” publicada en 1580, quien comenzó  a reflexionar sobre temas diversos, incluso, de la cotidianidad, temas que hasta ese momento era impensable abordarlos. Sus “ensayos” trataban sobre reflexiones acerca de los olores y su significado, por ejemplo, hasta temas más serios sobre filosofía, entre otros.



Michel de Montaigne


Entonces ¿Qué es un ensayo desde el punto de vista académico? Es una reflexión más o menos breve, normalmente redactada en forma amena, que puede tratar cualquier tema o materia desde el punto de vista exclusivo del autor, y sin excesivo rigor científico, aunque mantiene con esta clase de discursos algunas características en común, así como con el discurso literario y periodístico.

Algunos autores como Zubizarreta (1983) señalan que es una producción intelectual destinada a tratar un tema o fenómeno con originalidad, libertad, coherencia y elegancia literaria. Considera que pueden ser trabajos cortos que no requieren de un amplio dominio de técnicas de investigación científica, pero sí de una amplia cultura.
Para una información más didáctica sobre el tema accede al siguiente video:


Vamos a extraer algunas características del ensayo para ser más puntuales:
ü  Es un texto de opinión.
ü  Es relativamente breve.
ü  Posee una estructura poco rígida: introducción, tesis, argumentación o desarrollo, conclusión.
ü  Su tono puede ser profundo, poético, crítico, retórico, satírico, humorístico, entre otros.
ü  El autor debe conocer acerca del tema abordado.
ü  El autor debe dominar un lenguaje con vistas a hacer ameno el texto.
ü El estilo será cuidadoso y elegante, pero no grandilocuente.
ü  El título se hace con total libertad.
ü Los temas son variados: humanísticos, científicos, sociales, filosóficos, económicos, artísticos, históricos, literarios, periodísticos, personales, entre otros.
ü  Es argumentativo, pues tiene como finalidad que todas las ideas sean justificadas.
ü  Es muy parecido a los artículos de opinión.
ü  Deben utilizarse citas de autores para darle veracidad y complementar las ideas propuestas.

Aunque es una presentación bastante general sobre la naturaleza del ensayo académico, puedes profundizar más sobre el tema accediendo a estos links:


Ahora sí, no dudes en intentar escribir un excelente ensayo que te satisfaga personalmente y, además, que cumpla con los requisitos de la asignación académica.