BUDISMO

06:07


Budismo




Vivir en sociedad constituye todo un problema de adaptación para los individuos que la componen. Entre otros mecanismos que sirven para la regulación de esta convivencia, surgen religiones y filosofías de vida las cuales permiten a las personas organizar sus creencias y actuar en consecuencia, es decir, les permiten plantear sus convicciones sobre lo que creen es correcto o no que finalmente se establecerán como guía en su estilo de vida, tal como ocurre con el budismo.

   
 

El budismo puede ser considerado de diferentes maneras como: una religión, una filosofía de vida, tradición de pensamiento, método de entrenamiento espiritual, entre otras. Lo cierto es, que desde que surgiera en la India entre los siglos VI Y IV A.C, ha servido de guía espiritual a sus seguidores. En la actualidad se estima que más de 350 millones de individuos se relacionan con el budismo.



A su vez, el budismo ha logrado convivir junto a otras religiones ya que no entra en conflicto con estas, es decir, existen personas que siguen al budismo sin aparatarse de su religión. Un ejemplo sería un católico que sigue esta religión pero con una filosofía de vida budista.



La meditación y la autoconciencia acompañan al individuo practicante del budismo que busca despertar espiritualmente y llevar una vida libre de sufrimiento partiendo de las enseñanzas de Buda (Siddhartha Gautama). Si bien, este hombre es considerado como fundador del budismo, no es visto como un ser sobrenatural, un profeta o un dios sino como un ser humano en constante búsqueda de su paz interior.



Para lograr dicha paz, el budista debe cultivar la sabiduría, la bondad y la compasión, entre otros valores, al seguir los enfoques y distintos puntos de vista doctrinales compartidos y aceptados por la comunidad budista. El participante, por tanto, debe comprobar estas experiencias por sí mismo, para lograr luego interiorizarlas.



El budismo ha permitido la producción de una enorme cantidad de literatura religiosa y filosófica que promueven la difusión y la adopción de valores humanistas y universales gracias a su expansión por el mundo. De este modo, cada día se unen más personas a la práctica del budismo como parte de su crecimiento espiritual.


Ejemplos sobre el uso de este término:

“Practicar el budismo, me ha permitido sentirme mejor en compañía de las demás personas”

“El maestro Cho, nos enseña por medio del budismo, a sobrellevar las cargas”

Puedes obtener más información visitando:




Le puede interesar

0 comentarios