APOROFOBIA

06:01




Seguramente serán muchas las fobias (miedo, repulsión, aborrecimiento, asco, repugnancia, entre otros) las que nos acompañan en nuestras vidas, fobia a espacios sucios, olores que nos desagradan, lugares altos, personajes de horror de las películas y a muchas cosas más. Gran cantidad de estas fobias aún no cuentan con un nombre exacto que las defina, sin embargo, otras ya han sido nombradas, tal es el caso de la fobia a los pobres y desvalidos, designada con la palabra aporofobia, que a finales de 2017 vino a formar parte del diccionario de la Real Academia Española de la Lengua.



Si bien, todos hemos sentido cierto temor a encontrarnos en situación de pobreza  debido a los inconvenientes que esto traería a nuestra calidad de vida, la palabra aporofobia no define el temor a ser pobre, sino el desprecio que algunas personas pueden llegar a sentir por otras que se encuentren en esta condición económica. Es decir, no se trata de un aborrecimiento a personas que podrían ser calificadas de poseer una pobreza cultural o de otro tipo, no, se trata es de sentir repulsión por las personas con carencias económicas extremas o que se encuentren en una situación de desvaría total.



De este modo, se produce un rechazo y desprecio hacia las persona en situación de pobreza, por parte de los que no la padecen. Este desprecio puede llegar a manifestarse al utilizar frases ofensivas que produce aflicción en el que se encuentra en desventaja económica. Aún peor, la aporofobia puede causar que algunos individuos lleguen a cometer delitos graves en contra de las personas que se encuentra en dicha condición.

Por tal razón, hoy en día existen grupos u organizaciones sociales que crean campañas de concientización para que se produzca un respeto por las personas en situación de pobreza, mientras logran superar la misma. A su vez, en todos los sistemas de gobiernos de diferentes países se promueven políticas dirigidas a mejorar la calidad de vida de sus ciudadanos.



Por tanto, en un mundo donde la pobreza parece extenderse cada día más, se hace necesario superar la aporofobia con el fin de convertirnos en personas promotoras de la solidaridad humana y el respeto por los otros.



Ejemplo:

 “Raúl cometió un delito de Aporofobia al burlarse de aquel hombre por su condición”.

"Ser pobre no es un delito, no a la Aporofobia"


Puedes encontrar más información visitando:



Le puede interesar

0 comentarios